sábado, 23 de marzo de 2013

22 de Marzo

Mi madre, que es un amor, ayer me regaló una caja de 60 lápices acuarelables. Llevaba años queriendo probarlos, porque creo que es un manera de trabajar ideal para mi, que no tengo la paciencia necesaria para la acuarela, que se me dá fatal xDD



Lógicamente estaba deseando llegar a casa para probarlos. Aún me queda mucho trabajar con ellos hasta cogerles el truco, pero estoy ilusionadísima. Siento la calidad de la foto, pero hoy no hay apenas luz :S

Espero que os guste. Disfrutad, opinad y compartid :) ¡Nos vemos mañana queridos ilustres!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada